HOY:
Jueves 18 de Agosto de 2022 /
Abierto de 10 a 14h y de 16 a 20h
Junio - septiembre 2022
Exposición temporal
Kalila y Dimna
Ilustraciones de Aitana Carrasco
Gratuita
Los cuentos de Kalila e Dimna —Karataca y Damanaka en sánscrito—, son los nombres de los dos chacales o zorros protagonistas que aparecen en la colección de cuentos didácticos, o apólogos en la versión árabe, de estas fábulas hindúes, la mayoría de las cuales se encuentran en el Panchatantra. Son conocidos también como Fábulas de Bidpai.

Los especialistas estiman que fueron escritos en sánscrito entre el siglo III a. C. y el siglo III d. C. El origen más remoto de los mismos se estima que fue el ciclo budista de las vidas anteriores a Buda o relatos de Jataka.

La colección más difundida, y de la que se han tomado estos cuentos de aquí, es la versión que fue traducida en el siglo VI del sánscrito al pahlavi, y en el siglo VIII Ibn al-Muqaffa’ la vertió al árabe, a partir de la cual se hicieron numerosas versiones posteriormente en griego, persa, castellano, hebreo y armenio. Tuvo una influencia extraordinaria en toda la fabulística occidental dada su intención moralizante y didáctica.

La narrativa transcurre a partir de un relato marco, donde un rey sabio que tenia tres hijos perezosos e indolentes desea que sean instruidos con rapidez en las labores del buen gobierno y política. A tal efecto aparece el sabio protagonista que, mediante fábulas y cuentos, los instruye a la vez que los deleita. La mayoría de las historias están protagonizadas por animales que hablan.

Como las fábulas de Esopo, los cuentos tienen conclusiones morales y deberían de funcionar como los espejos de príncipes o los ejemplarios medievales para ilustrar las virtudes y preceptos que se han de tener para la administración de los reinos, pero también son guías morales para el uso de cualquier persona que desee instruirse.

Además de las traducciones castellanas medievales, debemos resaltar, en nuestra literatura, la influencia que tuvo en el Llibre de les bèsties, de Ramon Llull, y La disputa de l’ase, de Anselm Turmeda.

Amador Griñó
 

El origen del manga

Si una imagen vale más que mil palabras, una ilustración con texto concentra el summum de la cultura popular desde la antigüedad. Los occidentales hemos estudiado durante siglos que los egipcios subieron el nivel de los mesopotámicos, hasta que griegos y romanos hicieron del Mediterráneo la cuna de la civilización. Una posterior visión menos eurocéntrica ha hecho abrir la mirada hacia Oriente, hacia África e incluso hacia los primeros pobladores de las Américas (a pesar de todo).

La ilustración primigenia en las cuevas, paredes y papiros de todo el mundo adquirió una difusión extraordinaria con la llegada de la imprenta. Lo que vino después es conocido, y algunos eruditos ya comparan la era digital con aquella primitiva máquina de reproducción de papel. La difusión del arte, entendido de manera amplia, todavía es una entrañable discusión entre filósofos e historiadores, siempre superados por la realidad. Pero la posibilidad de trasladar las humanidades y las ciencias a las manos de cada cual, resultó una revolución cultural.

La literatura infantil y los cómics representan todavía las mayores ventas de la industria editorial en papel. Es cierto que también tienen mucho éxito sus adaptaciones digitales, pero el proceso de iniciación a la lectura, y lo que eso supone como adscripción formal a la cultura, continúa siendo la vía clásica con ilustración y palabras.

Prestar atención al universo del ‘Kalila y Dimna’ significa una mirada a influencias decisivas. La fábula, como sistema de transmisión de toda clase de mensajes, ha sido decisiva para el desarrollo cultural de todos los pueblos. Y en este caso fue, además, un apunte magistral de ecumenismo, ya que fue el cristiano Alfonso X el Sabio el que lo hizo traducir del árabe al castellano, que a su vez lo había rescatado del sánscrito de origen indio.

Cada vez está más claro que la ‘globalidad’ se impone como concepto artístico, porque los seres humanos son bastante previsibles, independientemente de su lugar de nacimiento. Y para confirmarlo, solo hay que detenerse en las rondallas del ‘Kalila y Dimna’ protagonizadas por los animales, que representan situaciones humanas.

Como hace siglos, y des de una globalidad local, Aitana Carrasco realiza una interpretación magistral de esta magna literatura de fábulas, extremadamente más didáctica, y deja de lado la intención moralizante originaria. Su trabajo como ilustradora dispone de aquella sensibilidad exclusiva de la gran lectora y también escritora que es, y fabrica unas creaciones con reconocimiento internacional.

Carrasco ha hecho del color su denominación de origen, con una laboriosa sensibilidad que acentúa el contorno de las figuras con una sinfonía policromada de contemporaneidad. Precisamente, la modernidad que significó para su tiempo el ‘Kalila y Dimna’ ha trascendido a los siglos. Con todas las distancias de tiempo y espacio, lo que representó entonces está asumido ahora por el manga. Un fenómeno popular que ya forma parte de la historia del arte japonés, del cómic de una amplia gama de temas, de la realidad.

Los mangas son normalmente impresos sin color, aunque algunos se hacen a color, solo algunas páginas, o capítulos especiales o todo el cómic. La palabra japonesa manga, traducida literalmente, significa «imagen» o dibujo «cómico» (de ‘man’, «caótico», «desordenado», «divertido», y ‘ga’, «dibujo», «imagen»).

Así que el gran boom editorial de todo el mundo del siglo XXI tiene el origen en el ‘Kalima y Dimna’, una consideración que abre todo un abanico de posibilidades para confirmar que el papel continúa siendo el vehículo del arte por excelencia. Todavía.

Joan-Carles Martí

De 9/06/2022 hasta 4/09/2022
Añadir al calendario

Aitana Carrasco Inglés (València, 1978) es licenciada en Bellas Artes por la UPV de València. Completó su formación con varios cursos y talleres de escritura e ilustración. Por su primer álbum ilustrado, Ramona la mona, obtuvo el IX Premio Internacional A la Orillla del Viento 2005. Desde entonces se dedica a la literatura infantil y juvenil como escritora e ilustradora.

Cuenta con más de unos treinta libros publicados por varias editoriales y traducidos a varios idiomas (catalán, gallego, italiano, francés, inglés, portugués y chino).

Colabora con diferentes revistas. Así mismo, ha realizado carteles para numerosas entidades y ha diseñado discos para una decena de grupos musicales. Su obra ha sido expuesta por todo el mundo.

Compagina su trabajo como autora de LIJ con la docencia, habiendo realizado encuentros, conferencias y talleres para niños y jóvenes en escuelas, bibliotecas, librerías y ferias del libro de media España. Imparte el seminario de Libro Ilustrado en el Máster de Diseño e Ilustración de la UPV de València, forma parte del equipo docente del Curso Avanzado en Ilustración de la Escuela Superior de Arte y Tecnología de València (ESAT) y da cursos en el CEFIRE y en la Facultad de Magisterio de València.

Lugar

Sala Alta
Síguenos:
Suscríbete a nuestro boletín:
Horario:
De martes a sábado:
de 10 a 14h. y de 16 a 20h.
Domingos y festivos:
de 10 a 20h.
Tarifas:
Exposición permanente:
Precisa de reserva previa
Información y reservas
Copyright© 2017 MuVIM Quevedo 10 y Guillem de Castro 8 | 46001, València.  Todos los derechos reservados
Site developed with Drupal